Prevención y Bienestar

El cáncer no avisa, simplemente aparece

Seguro que tienes proyectos y metas que sueñas alcanzar. Terminar de pagar la casa, ayudar a los muchachos con los estudios, disfrutar del retiro… Todos son alcanzables, pero requieren preparación para hacerlos realidad.

¿Qué pasaría con esas metas y sueños si tienes que enfrentarte a un diagnóstico de cáncer? ¿Podrías cumplir con ellos?

El 70% de las personas diagnosticadas con cáncer son sorprendidas con la noticia de la enfermedad, casi siempre en el momento en que no cuentan con una póliza de seguro para complementar su tratamiento. Es importante recordar que tu plan médico cubre solo parte de los gastos para enfrentar la enfermedad. No tener seguro de cáncer, hace que tengas que incurrir en gastos que, al final del proceso, ponen en peligro tu seguridad económica y la de tu familia.

Por ejemplo, el costo aproximado para el tratamiento de cáncer de seno —uno de los más comunes en la Isla— es de más de $96,000. En esta economía tan difícil pocos poseen esta cantidad en ahorros. Además, el asunto se complica, pues la mayoría de los pacientes de cáncer no cuentan con un salario, pues tienen que dejar de trabajar debido al tratamiento.

Te preguntarás si puedes prevenirlo.  Adoptar un estilo de vida saludable para disminuir tu probabilidad de desarrollarlo y hacerte las pruebas de detección temprana, son medidas importantes. Sin embargo, no existe una forma concreta y segura para prevenir el cáncer del seno o cualquier otro.

El cáncer no avisa, simplemente aparece. Por eso, la mejor forma de proteger tus sueños y tu seguridad económica es contar con una póliza de seguro que te apoye en esos momentos.