Prevención y Bienestar

¿Conoces los riesgos de no estar asegurado?

Quizás piensas que tienes salud y muchos años por delante y, por lo tanto, un seguro de vida no es una prioridad en esta economía.
Si contestas que sí a cualquiera de estas preguntas, quizás es momento de revisar tu opinión.

    • ¿Tu salario contribuye significativamente a cubrir los gastos mensuales del hogar?
    • ¿Quieres que tu familia esté protegida en caso de que tuvieras un accidente, te incapacitaras o fallecieras repentinamente?
    • ¿Quieres que tu familia tenga estabilidad económica para poder saldar la hipoteca de la casa, tener el dinero suficiente para que tus hijos puedan seguir estudiando o que puedan pagar gastos médicos en caso de una enfermedad? ¿Estás a cargo de tus papás o tienes un hijo con necesidades especiales que necesitará cuidado durante toda su vida?

Más que un gasto, contar con un seguro de vida es una inversión en tranquilidad. Sabes que les estás dando las herramientas a tus seres queridos para que no sufran pérdidas económicas si faltaras, te incapacitaras o hubiera un diagnóstico de cáncer.

Diferentes etapas, diferentes necesidades

Tu vida es una evolución constante y cada etapa puede impactar tu situación económica y tus necesidades para asegurar tu futuro. Entre ellas, pueden estar:

      • Te gradúas y comienzas a trabajar
      • Adquieres tu primer hogar
      • Te casas y tienes hijos
      • Comienzas un negocio
      • Los hijos comienzan en la universidad
      • Tú o uno de tus seres querido se enferma
      • Ocurre un divorcio
      • Tienes que pagar pensión alimentaria
      • Hay una muerte en la familia
      • Te incapacitas debido a un accidente o enfermedad

En cada nueva etapa es importante un análisis de tu situación y consultar con un profesional de los seguros para que puedas escoger la opción que mejor se adapta a tus necesidades.

Una enfermedad inesperada

Enfermadesdes-riegos-2

Si hoy te diagnosticaran cáncer tus probabilidades de sobrevivir son significativamente más altas que hace una década. Según el Centro para Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), al presente dos de cada tres personas con diagnóstico de cáncer sobreviven por cinco años o más.

Durante el tratamiento y como sobreviviente, tú y tu familia pueden enfrentar una pesada carga económica debido a su costo, tiempo de trabajo perdido y una reducción en tu productividad, entre otros factores. Por esta razón, y ante la alta incidencia de cáncer en Puerto Rico, es importante que tengas listo un plan económico que te ayude a costear los gastos y mitigar el impacto económico en tu hogar.

Una opción para proteger las finanzas de la familia son los seguros de cáncer, que te ayudan a pagar los costos sin poner en peligro tu seguridad económica. Esta póliza, en caso de un diagnóstico, te ayuda de varias formas:

  • Complementa la cubierta de tu plan médico, al proveer dinero para pagar los altos copagos y deducibles asociados al tratamiento.
  • Provee dinero que puede ser usado para mejorar tu calidad de vida y hasta para cubrir gastos ordinarios del hogar.
  • Cubre trasplantes y otras enfermedades catastróficas.

Enfermedades-riesgos-3

¿Y si no puedes trabajar?

Un accidente o una enfermedad pueden provocar que te incapacites y no seas capaz de trabajar. A corto plazo, ¿qué harías para pagar tu casa y otras cuentas? A largo plazo, si no pudieras regresar al trabajo, ¿cómo reemplazarías tu ingreso?

Un seguro de incapacidad te permite resolver ese dilema, sin poner en peligro tu estabilidad económica y la seguridad de tu familia. Hay diferentes opciones de seguros que incluyen protección en caso de incapacidad, para determinar cuál es la que mejor te conviene es importante que hagas un análisis de tu situación particular.

riesgo-4

¿Cómo escojo a mi compañía de seguros?

seguros-riesgos-5

La solidez económica de tu compañía de seguros es muy importante a la hora de seleccionar tu compañía de seguros, ella es la que garantiza que, en caso de una reclamación, la empresa responda.

Sin embargo, también debes tener en cuenta el servicio que te ofrecen, cuán preparados están sus agentes para orientarte y el servicio al cliente que brindan.